Noche Vieja

1
1
3
3
0
0
Días
1
1
1
1
Horas
5
5
9
9
Minutos
2
2
1
1
Segundos
Miércoles, 25 Junio 2014 18:11

La Casa de la Madera organiza un curso de rastreo y seguimiento de fauna silvestre

Escrito por 


La formación está impartida por una de las personas más formadas en estas materias, como es Luisa Abenza, que desarrolla el sistema Cybertraker Conservation.
La coordinadora del curso es Luisa Abenza, directora del Centro Micológico de Navaleno y rastreadora de Cybertracker con nivel Kudú, 3.

 

El curso es "muy práctico", y en el que se aprenderá a diferenciar las huellas y rastros que los animales dejan como señales de su presencia durante su actividad cotidiana. Se fijarán en pequeños los detalles que desvelarán grandes secretos. La profesora es Luisa Abenza, directora del Centro Micológico de Navaleno y rastreadora de Cybertracker con nivel Kudú, 3.

Luisa Abenza, regente del Centro Micológico de Navaleno es en momentos una de las personas que a nivel internacional más puntuación registra en evaluaciones de rastreadores de fauna silvestre del sistema Cybertracker Conservation.

Durante estas temporadas, Luisa imparte cursos en la comarca a gente de Madrid, Castilla y León y Cantabria. “Son cursos muy prácticos en los que se aplica la metodología muy sencilla”. A los realizados en Navaleno, incorporará, próximamente, la formación en Burgos y Madrid.

Cybertracker Conservation se originó en Sudáfrica. Allí coincidieron el saber ancestral de los bosquimanos con la preocupación hacia la conservación, aplicación de nuevas tecnologías y proyección internacional hacia otro tipo de colectivos. Crearon su propio metodo de formación y evaluación, un "mestizaje" real entre los conocimientos y forma de transmisión de grupos étnicos.

 En Europa, especialmente en España, llevamos desde hace un lustro haciendo formación y evaluando con los estándares de Cybertracker, en concreto en el Espacio Natural de Doñana, y formando en otros lugares del país. Doñana ofrece, por variedad de especies de todos los grupos animales, y por su arena, que es extremadamente sensible a todas sus especies animales, y a los matices que imprimen, un lugar especialmente privilegiado para poner a prueba todos los conocimientos y niveles de dificultad.

Para Luisa, rastrear significa “seguir aprendiendo”. La destacada en esta afición insiste en que rastrear es descubrir “algo que no te esperabas”. Realizar la tarea en grupo supone “compartir” ese descubrimiento, como una manera de exaltación colectiva del hallazgo que se nos hace extraño: “¡Este animal ha pasado por aquí¡”.

Más información sobre la interesante actividad de Luisa Abenza en http://genettagenetta.blogspot.com.es/ (Los dias 11 y 12 de Julio)

 
 
 
 
 
 
 
fuente: PN
Visto 877 veces
Download Free Designs http://bigtheme.net/ Free Websites Templates