Asadema prepara su 45 aniversario con el sueño de abrirse a la Infancia

Con el apoyo de los Celtas Cortos, Asadema celebra la próxima semana su aniversario; 45 años protegiendo y dando una oportunidad a las personas con discapacidad intelectual de Aranda y la Ribera. Pero queda mucho por hacer y hoy el reto de esta asociación es abrirse a la Infancia. “Hasta ahora siempre hemos dado cobertura a partir de los 18 años y hasta el fin de sus días. Abrirnos a la Infancia es un sueño, un proyecto que aún está ‘en pañales’”, asegura la directora gerente, Miriam Martínez Nogales.

A día de hoy en Burgos no hay ningún centro especializado en menores con discapacidad intelectual, y en Castilla y León los recursos son mínimos.

Miriam Martínez es la directora de Asadema en Aranda y la RiberaECB

Inspirados en el lema ‘inclusión, diversidad, visibilidad’, Asadema lleva 45 años al frente de la discapacidad en la Ribera. Ofrece un servicio integral que abarca todas las necesidades de las 170 personas atendidas. “Trabajamos cada día para darles todo lo que necesiten tanto en el plano laboral, ocio y si se precisa, vivienda”.

Para ello, Asadema dispone de una plantilla formada por 90 trabajadores. “Siempre hay lista de espera”, explica consciente de que aunque ahora nacen menos niños con discapacidad, hay enfermedades como el Ictus que no dan tregua. “En un futuro próximo necesitaremos más centros de Día”, sostiene.

Infraestructura

Asadema una de las asociaciones con mayor infraestructura de la Ribera. “Tenemos 3 centros de Día, con un total de 176 plazas; 2 residencias, Virgen Viñas con 54 plazas y Río Duero, con 40; ocho viviendas tuteladas con 36 plazas; el Centro de Iniciativas en Discapacidad Intelectual, con club de ocio y deporte, y un Centro Especial de Empleo donde les damos la posibilidad, como empresa, de contratarlos”.

¿Qué les falta? La respuesta es clara, menos burocracia. “Especialmente necesitamos estar muy de la mano con el Ayuntamiento porque a veces ha ocurrido que por demorarse ciertos trámites hemos perdido ayudas importantes que nos han impedido desarrollar proyectos, que al final son interesantes porque ayudan a las personas con discapacidad y también porque crean puestos de trabajo”.

A este respecto se muestra agradecida porque el nuevo equipo de gobierno se ha comprometido a mantener con ellos una reunión que tendrá lugar la próxima semana.

Financiación

La mayor fuente de ingresos procede de las 120 plazas concertadas con la Junta de Castilla y León y la Gerencia Territorial de Servicios Sociales, y en un segundo término, de la ‘Estuchería Duero’ del Centro Especial de Empleo. El presupuesto se completa con las 50 plazas de carácter privado, cuyo coste sufragan las familias, y además cuentan con el apoyo solidario de Ibercaja y La Caixa. “El Centro Especial de Empleo es muy importante, primero porque les da una ocupación a las personas con discapacidad, con un trabajo productivo y remunerado, y segundo porque todos los beneficios que se obtienen, una vez pagados los sueldos, revierten en el fondo social de la entidad”, asegura satisfecha porque cada año producen miles de cajas que compran más de 250 clientes.

Con ese dinero ahorran para mejorar su infraestructura, “para un centro de Día, viviendas tuteladas o si hay que comprar una furgoneta”. Y es que, las subvenciones que antes se daban para infraestructuras “ahora ya no existen o son muy inferiores”. “Al final dependemos de financiación privada”.

Familia

Más preguntas. ¿Qué pasa si los familiares no pueden hacerse cargo o si no tiene familia? “La gran mayoría tienen familia y les cuidan muy bien, pero no siempre pueden ser cuidadores, porque muchas veces son también gente mayor que necesita sus propios cuidados. Aquí nos adaptamos a cada caso y si lo necesitan nosotros somos su familia. Viven en la residencia, pasan el día en el Centro de Día, y en Navidades cenan con nosotros y tienen su regalo de Reyes. Somos una familia”.

Aniversario con Celtas Cortos

Para celebrar el 45 aniversario y dar a conocer su labor, la Asociación Asadema organizará el martes, 3 de octubre, una charla informativa que presentará Carlo Cuñado, creador de contenido y premio de Turismo Sostenible 2023, en la Casa de Cultura a las 19.30 horas. El viernes, día 6, la plaza Mayor de Aranda vibrará con los Celtas Cortos a partir de las 20.00 horas. Como telonero cantará el grupo arandino ‘Temporal’.

La fiesta se retomará el sábado con una pintada solidaria de barricas, que tendrá lugar en la calle Isilla, de 10.00 a 14.00 horas. Para el evento, Asadema cuenta con la experiencia organizativa de la Agrupación Ribereña de las Artes (ARA) y el Instituto Vela Zanetti.

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com