Burgos lidera la subida del precio de las fincas agrícolas y paga un 21% más que en 2015

El precio medio de la tierra se ha multiplicado en los últimos años en Castilla y León y las organizaciones agrarias han levantado la voz en los últimos días para denunciar esta situación que pone en peligro el futuro del campo. En la provincia de Burgos se ha producido el mayor incremento desde el año 2015 hasta alcanzar los 8.869 euros por hectárea, lo que supone una variación del 21,5%.

En la Comunidad se sitúa el precio medio en 6.321 euros, un 12,3% más que hace siete años. En todas la provincias se detecta un gran incremento, excepto en Palencia, donde cae un 4,5%. Así, después de Burgos, las mayores subidas se encuentran en Segovia (20,3%), Ávila (20,2%), Salamanca (18,2%), Zamora (19,2%) y Soria (17%), según los datos de la Encuesta de Precios de la Tierra publicada por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. Todo ello hace que Burgos se aproxime a Valladolid (9.545 euros por hectárea) como la que tiene un precio más elevado.

Desde UPA tienen claro que esta situación se debe a que «personas ajenas al sector están reventando el mercado» y que esto va a «obligar a muchos a abandonar la agricultura». El secretario general del sindicato, Gabriel Delgado, asegura que «se está apretando mucho» en el Alfoz de Burgos, aunque la subida de precios se está notando por toda la provincia y cree que si hay dos puntos que se están salvando son Demanda y Páramos.

(Más información, en la edición impresa de este martes de Diario de Burgos o aquí)



Fuente original: www.diariodeburgos.es