El Ayuntamiento reforzará el cementerio municipal con 2 nuevos enterradores

Con el fin de garantizar un servicio digno, el Ayuntamiento de Aranda de Duero ha decidido de manera excepcional reforzar la plantilla del cementerio municipal con dos nuevos operarios, que trabajarán durante un periodo de 9 meses.

El nuevo equipo de gobierno que Sentir Aranda ha formado con Podemos-Izquierda Unida y Ciudadanos busca así resolver el grave problema de falta de personal en una plantilla que a día de hoy solo cuenta con uno de los dos operarios en activo, ya que hay uno de baja. El servicio tampoco cuenta con el apoyo del operario de obras que ayudaba a tiempo parcial, ya que también se encuentra en estos momentos de baja médica. “Son bajas prolongadas que hay que cubrir porque no se puede seguir así con el cementerio; es un servicio esencial”, defiende la portavoz y concejala del área de Personal, Mariví Ortuño.

El proceso de selección, según detalla, comenzará en pocos días, en cuanto esté listo el último informe técnico que falta, y se realizará en la bolsa de empleo de enterrador que hay habilitada.

Aunque al no tener la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) actualizada, estas contrataciones no se podían hacer; al ser una situación excepcional, el equipo de gobierno de Antonio Linaje ha obtenido el visto bueno de los técnicos y será un contrato por acumulación de trabajo. “En estos 9 meses esperamos aprobar la Relación de Puestos de Trabajo”, asegura al recodar que en la nueva planificación, el cementerio amplía la plantilla de 2 a 5 trabajadores, por lo que será más fácil repartir turnos de trabajo y hacer frente a bajas y vacaciones, que en la actualidad no se pueden cubrir por falta de personal. También habrá mayor libertad para coger libranzas, algo impensable en el último año.

Porque el problema del cementerio no es nuevo ni reciente. La falta de personal ha puesto en aprietos más de un entierro. De hecho, en varias ocasiones, uno de los familiares del difunto se ha visto en la tesitura de tener que ayudar a los operarios u operario a bajar el féretro. Si no se corría el riesgo de que se pudiese caer.

Según explica la concejala, Mariví Ortuño, desde que llegaron al gobierno, han cubierto este problema con el apoyo de las empresas de los servicios funerarios, a cambio, eso sí, de pagar la factura correspondiente.

51 nuevos nichos

A la falta de personal se une desde hace tiempo la falta de tumbas prefabricadas. De hecho, la única alternativa que el Ayuntamiento ofrecía a las familias que deseaban enterrar a su ser querido era hacerlo en tierra, como se hacía antiguamente. “Estamos trabajando también en ello. Se acaba de adjudicar a la empresa Aldaba Obras Reunidas la construcción de 51 nichos por 38.630 euros, casi 7.000 euros menos que el precio de licitación”, apunta.

Otros departamentos en precario

Consciente de que la falta de personal es un problema que afecta a más departamentos del Ayuntamiento de Aranda de Duero, la concejala de Personal estudia extender esta medida excepcional a otras áreas, siempre que los técnicos den su visto bueno con “el informe favorable”. Aunque el cementerio es el servicio “más urgente”, hay otros departamentos en precario “como Personal y Obras”, que están en “una situación similar”. “Ya estoy tomando una serie de medidas pero lo más urgente era resolver el cementerio y garantizar un servicio que es fundamental para la ciudadanía”, termina.

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com