El cierre de dos fábricas de Michelin en Alemania no afectará a la sede de Aranda de Duero

El cierre de dos fábricas de Michelin en Alemania supone “un bofetón en toda regla”. No sólo para los más de 1.500 trabajadores alemanes afectados por esta fuerte reestructuración, que incluye un traslado a Polonia, sino también para toda Europa. Así lo ve el secretario general de la sección sindical de CCOO en Michelin España, Octavio Álvaro, quien califica semejante destrucción de empleo como “una muestra de decadencia”, que llega agravada por la incesante subida de los costes de producción, la creciente competencia a nivel internacional y el aumento de los neumáticos low cost en todos los mercados. No obstante, los ceses en las plantas de Karlsruhe y Trier, que se llevarán a cabo de forma gradual hasta finales de 2025, no afectarán a la fábrica de Aranda de Duero. “Ni vamos a coger más producción, ni tampoco nos va a perjudicar negativamente”, asegura Álvaro.

A su juicio, a favor de la planta arandina juega un aspecto fundamental: las inversiones en I+D que se han acometido durante los últimos años. En un momento de gran incertidumbre como el actual, marcado por un descenso en los volúmenes de ventas y en el que las importaciones de cubiertas de bajo coste aumentan de forma significativa, la I+D representa “la salvación”, como defienden en CCOO. “En Aranda llevamos tiempo adaptando nuestras líneas de producción a neumáticos más premium. Es importante la capacidad de adaptarse a lo que demanda el mercado y a sectores donde hay menos competencia”.

En este sentido, Álvaro subraya que en la planta de la capital ribereña se han impulsado “muy buenas inversiones en estos años, no sólo por la cantidad de dinero destinada, sino porque están bien dirigidas a productos premium”. Han sido, según el secretario general, “inversiones inteligentes y que van en la buena línea”.

Según detalla, la competencia “entra por los productos más básicos, por neumáticos de turismos pequeños, pero todavía no están a la altura de competir por los neumáticos premium, que tienen un desarrollo de tecnología altísimo, o por los neumáticos del futuro”. Así, todo lo que se invierta en las fábricas de Michelin de cara a elaborar esos productos de alto valor añadido “es viabilidad y es futuro”, como remarca Álvaro.

En el caso concreto de Aranda, lidera a nivel europeo la innovación en neumáticos de camión, con un laboratorio del que saldrán los lanzamientos de 2025 y 2027 para las seis plantas de la multinacional en el continente. Un proyecto que refleja que Michelin “está dispuesta y preparada” en un momento crucial para la industria del automóvil, justo cuando está cambiando la movilidad en el mundo. “Sí, su gran fortaleza es la capacidad de adaptarse y de innovar. Es una marca muy fuerte”, concluye Álvaro.



Fuente original: www.diariodeburgos.es