El Ebro contra el cáncer

FAE quería que la ciudad mirara al río y de paso conseguir fondos para dos colectivos que trabajan en Miranda: la Asociación Española contra el Cáncer y la Fundación Giafys Cáncer. La organización logró ambos objetivos, con la presencia de vecinos en las riberas y con la aportación de los más de 4.000 euros recaudados en la I Carrera Empresarial de Piraguas, en la que participaron 38 embarcaciones que representaban cada una de ellas a un negocio de la ciudad.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales en Miranda, Eduardo Araguzo, aplaudió haber llenado las riberas de gente, «porque este río no lo tiene todo el mundo y por eso tenemos que valorarlo nosotros, para que también lo puede hacer la gente de fuera». Sobre el acto, ensalzó la colaboración del Club Piragüismo Antares y las firmas que participaron, algo que «en los tiempos que corren no es fácil». Sobre lo que viene por delante, Araguzo afirmó que «es muy importante que las empresas estén unidas y conectadas», de cara a un otoño «con una situación complicada, con muchos condicionantes, pero en Miranda estamos acostumbrados a sufrir y somos muy duros».

En FAE admitían que «hay ganas de repetir» al próximo año y entre las empresas que donaron esos 100 euros para apadrinar una de las piraguas, también mostraban esa sensación. Silvia Boutefeu, de Talleres Boutefeu, y Elena Alfonso de la Asesoría Balbuena eran dos de los negocios colaboradores y que agradecieron el gesto de FAE, no solo con una embarcación, «sino que también en la fila cero», afirmaban. Para ellas, este tipo de actividades lúdicas «ayudan y dan vida a la ciudad», y además «también  sirven para ver a gente a la que normalmente igual no ves».

El barco dragón sobre todo fue un aliciente para los más pequeños. El barco dragón sobre todo fue un aliciente para los más pequeños. – Foto: Ó.C.

La mañana junto al río tuvo otros atractivos, como la Feria de Tapas organizada «para dar visibilidad a la hostelería mirandesa», apuntó Araguzo. Uno de los participantes era el Acero Gastrobar, y en la caseta explicaban «que todo suma y así nos damos a conocer para los que no nos conozcan». Los puestos hosteleros ayudaban a dar un aire lúdico a la mañana, en la que también había negocios de alimentación que sacaron sus productos a la calle, como Tropical Miranda, que mostraba «el mango y el aguacate, pero de nuestra campaña nacional que acaba de empezar y que dura unos 40 días», explicaban. 

Para los más pequeños, la organización también trajo un barco dragón, con el que pudieron navegar por el río, al que la ciudad miró por unas horas con una buena causa como fondo.
agradecidos. Los colectivos beneficiados agradecieron el gesto. José Luis Carpintero, de la Asociación Española Contra el Cáncer, valoró «que se hayan acordado de nosotros», no solo por el dinero, sino también por la visibilidad que consiguen, en un momento «en el que estamos preparando todas las actividades en favor de las personas con cáncer o sus familiares que son gratuitas». En la Fundación Giafys, Koro Quevedo resaltó «la maravilla» del evento propuesto por FAE, «por el tipo de actividad que es, aprovechando el río, y además con todas las empresas que se han sumado para el gesto solidario». En su día a día, destacan que «cada vez tenemos más enfermos», algo que agradecen, porque eso supone que «la gente se atreve a pedir esa ayuda que necesitan».



Fuente original: www.diariodeburgos.es