El Seprona afirma la autenticidad de un vídeo de la ‘granja del terror’ de Quintanilla del Coco

Un informe de la patrulla del Seprona que el 30 de noviembre acudió a inspeccionar de oficio la granja porcina de Quintanilla del Coco tras conocer por los medios de comunicación la denuncia del Observatorio de Bienestar Animal (OBA) afirma que las imágenes del primer vídeo difundido en las redes sociales se corresponden con las instalaciones de la localidad burgalesa «al coincidir en la mayoría de los escenarios», apuntan los agentes.

Así lo acredita un documento al que ha tenido acceso este periódico, junto a nuevas imágenes y grabaciones supuestamente obtenidas también dentro de la explotación del ganadero Domingo del Pozo, en las que se puede ver un vertedero ilegal de huesos, cráneos y cerdos en descomposición en el monte ubicado al parecer frente a la granja y un cerdo devorado por una manada de buitres, «tras dos días y medio de agonía, en donde el alcalde del pueblo lo dejó agonizando a la intemperie a 30 grados de temperatura sin acceso a agua y comida hasta que el animal murió», apuntan desde OBA.

La difusión de un primer vídeo sobre el presunto maltrato animal, adelantado por El País, motivó el desplazamiento de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de Burgos a la localidad, en la comarca del Arlanza, para realizar una inspección la misma mañana de la noticia, que causó un tremendo impacto social. Aunque durante esa visita no hallaron al parecer irregularidades, sí pudieron constatar que los escenarios de la grabación son compatibles con la granja, siempre a la espera de «un análisis más detallado o de la aportación de otros vídeos que sean más explícitos que pudieran aparecer», se señala en el informe en poder de la oenegé.

Una bandada de buitres se lanza sobre el cerdo que agonizó durante horas.Una bandada de buitres se lanza sobre el cerdo que agonizó durante horas. – Foto: Observatorio de Bienestar Animal

El Observatorio de Bienestar Animal exige la destitución inmediata del alcalde y el cierre de la «granja del terror». En palabras de director ejecutivo, Guillermo Moreno, «crear un vertedero ilegal, permitir dejar agonizar a los animales siendo devorados por buitres y desatender miles de animales en la explotación, son razones de sobra» para que sea cesado y enviado a prisión por el Juzgado de Lerma, que admitió a trámite la denuncia el 1 de diciembre.

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este miércoles o aquí)



Fuente original: www.diariodeburgos.es