Explosión de alegría en el arranque festivo en Aranda

Con el disparo del tradicional cañonazo desde el balcón del Ayuntamiento de Aranda de Duero a las 12 del mediodía, comienzan diez días de fiesta en honor a la Virgen de las Viñas. Lo hacen con gran ambiente, con calles llenas hasta la bandera y música en numerosos lugares del centro. 

«¡Vivan las fiestas y viva la juventud de Aranda!», ha proclamado la alcaldesa de la ciudad, Raquel González, acompañada por el pregonero, el presidente del Consejo Regulador Ribera del Duero, Enrique Pascual, y la reina y damas de estas fiestas. 

Acto seguido, los gigantes y cabezudos, acompañados por la Escuela Municipal de Folclore, han protagonizado su primer desfile, rodeados de un sinfín de niños deseosos de volver a correr tras dos años en blanco por la pandemia. 

 

 



Fuente original: www.diariodeburgos.es