Frente bodeguero contra las macrogranjas en Burgos

Ha llegado el momento de dar un paso al frente y reaccionar antes de que sea demasiado tarde. Así lo considera un grupo de bodegueros adscritos a la Denominación de Origen Ribera del Duero, hartos de ver cómo proliferan granjas de cerdos a las ‘puertas’ de sus viñedos sin ningún tipo de inconvenientes. Su portavoz, Yolanda García Viadero, directora de Valduero, no duda en calificar de «desidia» la actitud que muestra la Administración pública «a todos los niveles, desde los ayuntamientos, hasta la Junta de Castilla y León y los ministerios», así como el propio Consejo Regulador de la DO. «¿Cómo es posible que desde la Administración no se haya tenido ninguna iniciativa en este sentido?¿Para qué tanta Administración si siempre va diez pasos por detrás y no promueve un cierto aprovechamiento de nuestros recursos?», cuestiona, al tiempo que defiende la importancia de generar una regulación que permita establecer una distancia entre los viñedos y las granjas porcinas, de forma que ambos se desarrollen en lugares distintos y así convivir.

La gota que ha colmado el vaso es la nueva macrogranja con 6.000 cerdos que se pretende ejecutar en Gumiel de Mercado, un municipio que cuenta con 1.483 hectáreas de viñedo, lo que le sitúa entre las localidades con más cepas de toda la Ribera del Duero burgalesa. Ahora bien, este asunto lleva coleando al menos cuatro años en toda la comarca. El malestar en el sector vitivinícola resulta más que evidente. De ahí que García defienda que «ha llegado el momento de proteger la Denominación de Origen y de que se establezcan actividades incompatibles».

(Más información, en la edición impresa de este jueves de Diario de Burgos o aquí)



Fuente original: www.diariodeburgos.es