Miranda busca mejorar la ribera del Bayas con apoyo del Ecyl



2022-08-17 00:11:44

El Ayuntamiento de Miranda tiene el firme compromiso de «mejorar» las riberas del río Bayas. Para hacerlo, desde la concejalía de Medioambiente, encabezada por Unai Letona, se ha solicitado al departamento de Igualdad que la Escuela Taller municipal se encargue de desarrollar un plan de recuperación de este entorno natural. Eso sí, para poder acometerlo necesitarán financiación. Por lo tanto, están estudiando las bases del Programa Mixto de Jardinería, que cuenta con el apoyo de la Junta a través del Ecyl, para presentarse a las próximas convocatorias.

Con todo, aún no se puede marcar una fecha o plazo para desarrollar la iniciativa. Sin embargo, el concejal de Medioambiente asegura que desde su departamento consideran que «es una zona de actuación prioritaria». Por ese mismo motivo, aunque también valoran intervenir en otras áreas de cara al futuro, ahora solo han instado a la escuela taller a desarrollar esta propuesta. En cualquier caso, Letona muestra cautela y recuerda que «estas actuaciones no son inmediatas». Según dice, «depende» de organismos como la Confederación Hidrográfica del Ebro o la propia Junta de Castilla y León.

La necesidad de acometer alguna acción en las orillas del Bayas se percibió, como reconoce el propio Letona, cuando los árboles desaparecieron del entorno. Hace algo menos de un año, se procedió a talar la chopera que acompañaba al río. Así, se observaron varios aspectos mejorables en un punto de Miranda muy valorado por los viandantes, deportistas aficionados y por cualquier ciudadano que acostumbre a pasear por las afueras del municipio.

Aunque, a priori, parece que las riberas necesitan un amplio proceso de desbroce o la creación de algún camino sostenible, en Medioambiente todavía no se aventuran a adelantar qué debe hacerse. Conforme a la descripción de Letona, «el proyecto depende de la persona responsable de redactarlo». Según anticipa, «la propuesta del técnico es la que se va a ejecutar». Por lo tanto, desde la concejalía se ha dado el único paso que por ahora se podía realizar: pedir que se actúe en ese lugar.

Pese a que la intervención propiamente dicha no está diseñada y los plazos se desconocen, un factor es seguro: el plan pasa porque la Escuela Taller ejecute la actuación. En este sentido, el colectivo municipal ya tiene cierta experiencia en tareas diversas relacionadas con la naturaleza. Además, cuenta con un número relativamente amplio de alumnos y monitores. Entres los programas sociales y medioambientales, ha habido tres decenas de participantes, contando a los docentes. De esos ciudadanos, 18, repartidos en dos grupos iguales, han cursado el Programa de Jardinería.

El perfil de los alumnos que intervienen en la Escuela Taller resulta muy diverso. Por ejemplo, en el sector relacionado con la naturaleza y la jardinería el 50% tienen género masculino y la otra mitad, femenino. Asimismo, el grupo muestra una gran transversalidad en cuanto a la edad. Según explican desde el departamento de Igualdad, la escala va desde los 20 hasta los 60 años.

En el programa medioambiental este curso los alumnos han invertido 1.800 horas para adquirir el certificado de profesional de Instalación y Mantenimiento de Jardines y Zonas Verdes. Asimismo, según comentan desde Igualdad, la concejalía de la que depende la Escuela Taller, «la principal actuación en la primera fase ha sido la recuperación de un camino histórico en Ayuelas, y en la segunda fase está siendo la puesta en valor del camino sobre el canal de Miranda». Además, el colectivo ha cuidado las «zonas verdes del Casco Viejo».





Enlace articulo original