“No tenemos miedo a perder. Con solo estar con ellos en el campo ya hemos ganado”

Con 25 años Víctor Manuel Bravo Fernández, conocido en el fútbol como Vitolo, cuenta las horas para enfrentarse con sus compañeros de la Arandina al todopoderoso Real Madrid, y no se achica. “Es un sueño y vamos a darlo todo”, afirma convencido de que en el fútbol “siempre hay una posibilidad de ganar y vamos a ir a por ella”. “No tenemos miedo a perder, con solo estar con ellos en el campo ya hemos ganado”.

De abuelos gallegos, Vitolo nació en Venezuela como sus padres. Con Hugo Chávez decidieron volver a Galicia y gracias a un trabajo del abuelo, la familia entera se mudó a Canarias. Víctor tenía 3 años. Juega al futbol desde pequeño y debutó en tercera división con dieciséis años en Estrella Club de Futbol. “Conseguimos el ascenso a división de honor y ese año fui con la selección canaria y jugamos contra Estados Unidos y Francia”, recuerda.

Su vida cambió a los 18 años cuando estudiaba el grado Medio de Comercio y Marketing. “Estaba en el recreo y me llamó un representante para darme la oportunidad de ir a la península y hacer lo que más me ha gustado siempre, jugar al futbol”.

“El vestuario de la Arandina es increíble”

A los 3 días, maleta en mano, Vitolo comenzó a jugar en Lorquí (Murcia), en división de honor, y desde entonces no ha parado: Orihuela, Formentera, Real Murcia hasta recalar hace tres años en Aranda de Duero (Burgos). “Nunca había caído en un sitio de tanto frío, pero estoy contento porque al final tampoco hay mucha diferencia: entreno, gimnasio… El vestuario de la Arandina es además increíble. Yo creo que es lo mejor que tenemos; somos un vestuario muy sano, muy unido y eso se nota a pie de campo”.

Ahora entrenan a tope para recibir al Real Madrid. “Yo soy madridista desde que era niño y siempre he querido enfrentarme a ellos. Es algo que no olvidaré nunca en mi vida”. Él lo tiene claro: “no me gustaría que faltase ninguno pero si tengo que elegir, y teniendo en cuenta que juego de medio centro, no me gustaría que faltara Modric, Kroos y Bellingham”, afirma sin olvidar “leyendas del Madrid como Nacho”. “Me encantaría que pudiera estar aquí”.

No ha llegado a debutar en Segunda B pero sueña alto. “Jugar contra el Real Madrid es una oportunidad inmensa, pero este partido sobre todo me ayudará a medirme. Vamos a jugar con los que yo creo que son los mejores del mundo y sin duda aprenderé muchísimo, porque vamos a ver cosas en el campo que no se ven desde la televisión”.

Aunque no existe noticia que enturbie la importancia del partido, los insultos que profirió el secretario del club, Francisco Galán, al alcalde de la ciudad, Antonio Linaje, y a la concejala de Deportes, Belén Esteban, no ayudan. “Bueno, sabemos que se habla de eso, pero nosotros intentamos centrarnos en lo nuestro”.

Como la mayoría de jugadores, a Vitolo le gusta la idea de jugar en Aranda, “en agradecimiento a todos los que vienen aquí cada fin de semana a pasar frío y a animarnos”. “Cuando estás cansado y no te salen las cosas, sus palabras de apoyo llegan y te ayudan muchísimo”, asegura consciente de que el hecho de no haber perdido ningún partido de la Copa del Rey y jugar contra el Real Madrid animará a más gente a seguirlos. “La gente nos pregunta cuándo se sacarán las entradas, esta todo el mundo muy motivado”, subraya a sabiendas de que es un partido también muy importante para sanear las cuentas del club y dar tranquilidad a largo plazo.

“Somos muy afortunados”

Su familia, sus amigos, todos están buscando ya vuelos. “Para nosotros es como la final del Mundial, es algo que muy probablemente pase solo una vez en la vida. ¿Cuánta gente que está en el futbol profesional no ha tenido esta oportunidad? Somos muy afortunados”.

Este partido, sostiene, ayudará a que “se tome un poco más en serio al fútbol semi-profesional”. “Yo, por ejemplo, estoy a casi 2.200 kilómetros de mi casa. Trabajamos muy duro, nos cuidamos mucho: dieta equilibrada, horas de sueño… Lo dejé todo, mi familia, mis amigos, por cumplir un sueño y el día 6 se cumplirá”.

Consejo a los jóvenes

Por eso su mensaje a los jóvenes es que no se rindan. “Si quieres algo hay que ir a por ello sin dudar, porque si trabajas con constancia las cosas tarde o temprano llegan”. En su caso, el balón ha sido su compañero de viaje desde que tiene 4 años. “A mí siempre me ha gustado el deporte: baloncesto, bádminton, vóleibol, pero el futbol tiene algo especial; es lo que me hace sentir y lo que me ayuda cuando tengo algún problema”.

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com