Nueva noche de vandalismo en la zona centro de Aranda

El barrio de San Juan, en pleno centro de Aranda de Duero, ha amanecido (otra vez) con varios desperfectos en el mobiliario urbano y algunas casas. Esta vez, los vándalos la han tomado con un banco en la calle San Juan, que han arrancado y tirado en el suelo.

Algunos vecinos denuncian que en la noche de Halloween les tiraron huevos en las fachadas y ventanas de sus casas. “Menuda guarrería, no sé hasta dónde vamos a llegar”, dice un hombre, mientras otra mujer lamenta que ya suma dos nuevas pintadas en el exterior de su vivienda. 

Pese a que la Policía Local de Aranda ha aumentado su vigilancia en las últimas semanas, algo que ayer constataron varios residentes, los vecinos no esconden su hartazgo por los orines que soportan día sí y día también en las puertas de sus casas, las patadas contra puertas y ventanas o el hecho de que haya grupos de jóvenes que se meten en los portales para hacer botellón o resguardarse del frío.



Fuente original: www.diariodeburgos.es