Subdelegación replica a Diputación que todos los cuarteles de la Guardia Civil están «operativos»

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, responde a la Diputación de Burgos, que la pasada semana se quejaba del cierre de cuarteles de la Guardia Civil como el de Villadiego, que todos los cuarteles de la provincia están «operativos» y avisó que «se atenga a las consecuencias» a quien puso un cartel en la fachada del cuartel de Villadiego, que «no lo ha puesto la Guardia Civil», en el que se informaba de que el cuartel estaba cerrado.

El subdelegado admitió que «no es la mejor de las situaciones» la que atraviesa ahora la Guardia Civil en cuanto a efectivos en la provincia. La causa, explica, está en una gran oferta de destinos en el País Vasco que no se realizaba desde hace muchos años, y a las que los agentes acceden como un paso intermedio para llegar a sus destino finales. Una situación de pérdida de efectivos que «esperamos que en los próximos meses volvamos a recuperarnos».

Volviendo al caso de Villadiego, De la Fuente incidió en que «tenemos el cuartel abierto», ya que «todos los cuarteles abren un día a la semana para recoger denuncias» y «todos están apoyados en lo que llamamos un apoyo extensivo», lo que hace que se atienda un delito grave en «tiempo cero». En el caso de Villadiego hay tres guardias, uno está con permiso de paternidad, una guardia está en un curso y el tercero es un agente en prácticas. Ante la falta de efectivos, el subdelegado preguntó «qué preferimos, tener a los guardias detrás de una ventanilla esperando a ver si viene alguien o patrullando». Y añadió que «cuando hemos tenido que elegir nos hemos puesto a patrullar y que la puerta del cuartel esté cerrada no quiere decir que el cuartel esté cerrado, la operatividad se mantiene».

El subdelegado criticó el uso político de esta situación. Aunque no dio nombres, su crítica iba dirigida hacia la Diputación, en este caso a la portavoz del equipo de Gobierno, Inmaculada Sierra, y al alcalde de Villadiego, Ángel Carretón (PP), quien aseguró que no se le habían dado explicaciones sobre la situación del cuartel de Villadiego, aunque tampoco se puso en contacto con la Subdelegación para pedirlas. En esta situación ha habido «una sarta de infundios», empezando por la colocación del cartel, de la que «por cierto, tenemos los vídeos de quien lo ha puesto». Lo que se pretende «es dar una información falsa y crear el máximo de crispación».

Insistió en que ahora no es «la mejor de las situaciones de la Guardia Civil» en cuanto a efectivos, pero que «después manipulen todo lo demás de una forma torticera y aprovechada, eso ya es otra cosa». Afirmó que la oferta de plazas en el País Vasco ha afectado «muchísimo» a la plantilla de Burgos, «nunca se habían abierto, desde hacía muchísimos años, tantas plazas en el País Vasco». Lo que no solo ha afectado a Burgos, también a La Rioja, Soria, Aragón.

A esta situación añadió que Burgos es tradicionalmente una provincia con muchas vocaciones por la Guardia Civil porque «entre otras cosas, tenemos un sector industrial muy pujante que paga muy bien a los trabajadores».

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com