Verdifresh quiere obligar a sus 680 empleados a trabajar los domingos y festivos

Hasta ahora era voluntario pero en la negociación del nuevo convenio Verdifresh quiere incluir una cláusula que ha puesto en pie de guerra a los trabajadores. “Quiere obligar a la plantilla a trabajar los domingos y los festivos para atender los pedidos de Mercadona, su principal cliente”, advierte desde el sindicato de CCOO, el responsable de Cadena Alimentaria e Industria, José Aranda.

De llevarse a cabo la medida afectaría a las tres plantas productivas que la compañía tiene en Aranda de Duero (Burgos), Riba-roja de Tùria (Valencia) y Antequera (Málaga). “Verdifresh se empeña en vaciar de derechos el convenio colectivo”, rechazan desde CCOO, convencidos de que lo que urge es mejorar la vida de la plantilla.

La firma, que es especialista en elaborar ensaladas y vegetales frescos, da empleo a unas 680 personas, la mayoría mujeres, “que se niegan a precarizar todavía más sus paupérrimas condiciones laborales”.

Como respuesta, CCOO prepara un plan de actuación. “Llevamos un año y medio de negociación y lo preocupante es que la empresa ha dicho que es su último planteamiento”, asegura a este periódico José Aranda, sin olvidar la precariedad de los salarios y de una propuesta que sigue sin cumplir el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que en mayo firmaron sindicatos, Gobierno y patronal y que fija un incremento del 10% durante tres años, que podría superar el 13% en función de la inflación. “No se cumple ni de lejos”, concluye.

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com