140 empleados de Interbon se ofrecen a desplazarse a Europa para formarse


La plantilla de Interbon quiere arrancar máquinas cuanto antes y recuperar la rutina laboral perdida tras el largo proceso concursal que vive esta industria. Prueba de ello es la insólita respuesta que los trabajadores han dado a la oferta de formación que Kronospan colgó hace unos días en el tablón de anuncios de la fábrica de Castañares.

La multinacional austriaca planteaba -sin entrar en detalles concretos- la posibilidad realizar cursos en varias de sus plantas europeas para dar a conocer los métodos de trabajo que quiere implantar en Burgos.La oferta, para sorpresa de muchos, también del comité de empresa, ha sido solicitada por alrededor de 140 voluntarios, que se han mostrado dispuestos a desplazarse temporalmente para conocer los métodos de producción de los austriacos, líderes mundiales en la fabricación de tableros.
La reacción de la plantilla, según explican algunos de estos voluntarios, ha demostrado el «hartazgo» que sufren muchos al comprobar que el procedimiento concursal se dilata en tiempo perjudicando a la propia empresa y a sus trabajos. Descartada, en principio, la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) de 150 jornadas por un espacio de 15 meses, los trabajadores siguen acudiendo a sus puestos para desarrollar labores de mantenimiento y limpieza a la espera de que se reinicie la actividad productiva, sobre lo que aún no hay fecha definitiva.
«Si he solicitado participar en este plan de formación es porque quiero empezar con buen pie en esta nueva etapa, conocer qué hacen bien ellos y en qué podemos mejorar en lo que hacemos aquí…», explicaba ayer uno de los voluntarios. «A muchos de nosotros no nos queda otra alternativa y estamos dispuestos a formarnos donde sea…», señalaba otro de la lista.
Kronospan, que suma más de 11.000 trabajadores en plantilla, cuenta presencia en 27 países y con 34 fábricas de tableros, la mayoría de ellas ubicadas en Europa Central. El comité de empresa daba ayer por seguro que se requeriría conocimientos de idiomas para poder desplazarse por espacio de «dos o tres meses» a alguna de estas plantas. Se apuntaba, sin confirmar, que las elegidas estaban en Eslovaquia.

«cuanto antes». La oferta de formación coincide con una nueva visita del presidente de Kronospan, Peter Kaindl, a Interbon esta semana. En el encuentro con los trabajadores, según detallan desde el comité, agradeció el interés que están mostrando todos para continuidad a la empresa y les confirmó que su objetivo «es comenzar cuanto antes», lo que dependerá, entre otros procedimientos, de la resolución de los contenciosos judiciales planteados por Losán y  BBVA.
Para confirmar esta intención, fuentes conocedoras del proceso, aseguran que Kronospan tiene previsto realizar un «pago importante» en octubre para cubrir créditos contra la masa y otros pagos pendientes, que se sumaría a los 3 millones  que ya desembolsó una semana después del auto de adjudicación.
El pago inicial ha permitido que en los últimos días la plantilla haya cobrado los 30 días anteriores a la declaración del concurso de acreedores, así como parte de la paga extraordinaria de diciembre y en torno al 65% del salario de agosto.


Fuente Diario de Burgos