El 27 de abril se enterrarán los tres cuerpos aún sin identificar encontrados en la exhumación de la fosa común de Valdeabejas

Se cierra un capítulo, pero este no es el último de la historia. El próximo 27 de abril, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH de Burgos) va a proceder a la entrega de los restos exhumados en el terreno de Valdeabejas -perteneciente al término municipal de Rabanera del Pinar- al ayuntamiento de ese municipio para que proceda al enterramiento de los mismos según dicta la normativa estatal.

Esta historia comienza hace 73 años, tras un fusilamiento que tuvo lugar en el verano de 1936, donde se asesinaron a cinco personas. Un descendiente de uno de los asesinados “peleó” por que se exhumara la fosa común en Valdeabejas, en el término municipal de Rabanera del Pinar, ya que se tenía constancia de que allí se había producido un fusilamiento. Tras proceder con los trámites pertinentes se dio luz verde a la exhumación en 2009 y fue cuando se localizaron los restos de 5 personas.

Las pruebas de ADN practicadas entonces permitieron identificar uno de los esqueletos. Ahora, un nuevo reconocimiento ha arrojado luz sobre la identidad de un segundo, el cual ha sido entregado a la familia. De los otros tres cuerpos, dos han sido imposible esclarecer a quién pertenecen los restos, ya que no se han encontrado familiares a los que realizar la prueba. Del último, sí se han localizado a familiares pero han sido éstos quienes han rehusado hacerse la prueba identificatoria.

La presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Burgos, Soledad Benito, explicaba a Radio Pinares que desde la Junta les brindaron una subvención para poder a llevar a cabo las pruebas de ADN en los laboratorios, sin embargo, los costes derivados de los enterramientos correrán a cargo de la propia Asociación.
Benito también quiso reseñar que se está llevando a cabo un retroceso en el ámbito de la recuperación de la Memoria Histórica, ya que la gente no está tan interesada como hace años. Esto se da principalmente por la crispación política que se vive en España actualmente y también por el inexorable paso del tiempo, donde las nuevas generaciones no son conscientes de los sucesos bélicos que se dieron durante el siglo pasado

Fuente original: www.tuvozenpinares.com