El restaurante Camping Arlanza abre una nueva etapa desde el 5 de julio

El Camping Arlanza de Quintanar de la Sierra vivirá, en apenas dos días, un traspaso de propietario. Después de doce años de trabajo, Macu y su equipo se despiden del Restaurante Camping Arlanza, que da la bienvenida a Lavinia, quien llega con mucha ilusión para gestionar este negocio que es un pilar fundamental del verano quintanaro.

Los anteriores propietarios han dejado las instalaciones el 3 de julio y la reapertura con nueva gerencia se ha programado para el 5 de julio desde las 18.00. En el cartel de invitación al evento destacan el reparto de tapas, que  incluyen la segunda cerveza de manera gratuita y una discomóvil desde las 20.00 hasta las 22.00. Discobatmovil, de Palacios, serán los encargados de poner la música y el baile en este día tan señalado para el Camping Arlanza.

La nueva propietaria, Lavinia, aterrizó en España hace dieciocho años y lleva en el mundo de la hostelería desde entonces. Su decisión de apostar por el Camping viene de la mano de su gusto por este sector y el deseo de tener un local propio. La idea de comenzar un negocio puede resultar aterradora debido a la incertidumbre de no saber qué va a pasar o si gustará lo que haces.

Sin embargo, para Lavinia esto no supone ningún obstáculo ya que las ganas de emprender superan todo lo demás. Hasta ahora son 15.000 euros los que ha invertido en vajilla y otro tipo de enseres, necesarios para el buen funcionamiento del bar y restaurante. Asimismo, asegura que tendrá que destinar otros cinco mil euros, como mínimo, a la compra de algún utensilio más.

En cuanto al servicio que van a ofrecer, seguirán más o menos la misma línea de trabajo que los dueños anteriores. “Ofreceremos desayunos variados, además de una barra  con diferentes pinchos y bocadillos a la hora del almuerzo. Dispondremos, por su puesto, durante todos los días de la semana, incluidos los fines de semana, de un menú del día. Por la tarde-noche la gente podrá disfrutar de las clásicas tapas y raciones. Como novedad pondremos una máquina de pollos asados para que los comensales dispongan de más variedad”.

Macu, familia y el equipo que le  ha acompañado siempre han dicho adiós este miércoles 5 al que ha sido su hogar y negocio durante mucho tiempo, el Restaurante Camping Arlanza. Pero esto no acaba aquí, se trasladan a las piscinas de Palacios de la Sierra con mucha ilusión y ganas de trabajar.


Fuente original: www.tuvozenpinares.com