Hontoria se prepara para poner en valor la vaca negra serrana

La localidad burgalesa de Hontoria del Pinar se convertirá en la mañana del próximo sábado 6 de abril en el epicentro de la raza de vaca serrana negra, una especie bovina que tuvo gran importancia en los transportes durante la antigüedad y que durante el último siglo se ha visto como se reducía peligrosamente el número de ejemplares de esta raza propia de las provincias de Burgos y de Soria.

El encuentro consistirá en varias actividades entre las que destaca la ponencia de la veterinaria especialista en genealogía bovina, Nuria Simón. No obstante, trascendiendo a las propias ponencias, esta jornada buscará convertirse en un encuentro de personas y administraciones interesadas en esta Raza Negra Serrana; un encuentro que por primera vez se realiza en la parte serrana de la Provincia de Burgos, que en este tema hasta ahora ha bebido de las aportaciones realizadas desde tierras sorianas.

IMPORTANCIA HISTÓRICA
La utilidad a lo largo de la historia de la raza bovina serrana negra siempre estuvo ligada con el transporte y la carretería. Al tratarse de una especie muy pura y muy física, solía ser utilizada en la antigüedad como tracción de los carros que partían de nuestra Comarca Pinariega por toda España. Para Antonio Martín Chicote, de la Cabaña Real de Carreteros, esta raza es “comparable en importancia” con la que pudo tener la oveja merina en el Reino de Castilla.

Lo cierto es que durante los siglos de esplendor de la carretería, se calcula que habría en torno a 30 o 40 mil cabezas de bueyes y vacas de esta especie. Los datos actuales del censo -únicamente recogidos en la Provincia de Soria- dibujan un número muy inferior: 627. Sin duda un declive importante que comenzó en los años 50 del siglo pasado, pero que durante estos últimos años se ha estabilizado, e incluso crecido, gracias al afán de ganaderos sorianos como José María Manchado. Esta caída que sufrió la raza negra serrana se explica con motivos como la pérdida del oficio de carretero, la escasa carne de sus vacas -una raza muy atlética- y las enfermedades a las que se expone.

Una de las intenciones de esta jornada que se celebrará el próximo 6 de abril en Hontoria del Pinar será la de ver la posibilidad de crear “reservorios con un número reducido de vacas” buscando aislarse de una transmisión rápida de enfermedades como la Tuberculina que pueda diezmar la población de esta raza.

Fuente original: www.tuvozenpinares.com