Agosto deja temperaturas heladoras en los pueblos de la comarca de Pinares

termometro congeladoLas temperaturas de este mes de agosto también, al igual que julio, han dejado mínimas de escándalo en la comarca. El día más frío, y con diferencia, fue la mañana del sábado 27 de agosto, en el que sobre las siete y media de la mañana, Duruelo de la Sierra registró una mínima de -1.8º C en la estación conectada a Meteoclimatic. “Los prados y huertos del pueblo estaban completamente escarchados. Incluso varios coches presentaban una capa de hielo como en pleno invierno”, comenta Agustín Sandoval, propietario de la estación durolense. Esta mínima, de -1.8ºC, también se dio el pasado 10 de agosto en Riocavado de la Sierra, dato recogido por una estación de un particular con datos muy fiables. “Riocavado es otra de las localidades serranas, como Duruelo, en que las temperaturas mínimas suelen ser muy frías”, añade Sandoval.

Pero la mañana del sábado 27 también fue muy fría en otras localidades serranas. Destacan la zona de San Leonardo de Yagüe y Navaleno, con heladas en torno a -1ºC. Otras temperaturas a destacar fueron los 0.4ºC de Riocavado del domingo. También destacó la temperatura del domingo en la localidad de Hontoria del Pinar con 0.5º C, “seguramente sería incluso menos, pues esta estación de Meteoclimatic está en lo alto de un tejado, y en estas situaciones de inversión térmica, hace más frío cuanto más cerca del suelo”, explica Sandoval.

El resto de los días la temperatura ha ido subiendo, tanto las máximas como las mínimas, y hay que destacar las fuertes oscilaciones térmicas del día a la noche, tan característico de estos valles tan continentales en esta época. Por ejemplo, el domingo se recogían temperaturas en Duruelo de 2.3º C de mínima a 27.4º C de máxima; el lunes de 3.1º C de mínima a 27.2ºC de máxima; y el martes, en Riocavado de 1.3º C de mínima a 27.6º C de máxima. Todas estas temperaturas pueden verse a través de la página web de www.meteoclimatic.com. Se trata de una red de toda la Península Ibérica a la que cientos de estaciones meteorológicas de particulares, aficionados a la meteorología, envían mediante diversos software, datos en tiempo real, actualizándose aproximadamente cada media hora.

 

fuente: LVP