Agreden al alcalde de Aranda en una accidentada noche de Carnaval

Accidentada noche de Carnaval en Aranda de Duero con tres heridos en agresiones, entre ellos el alcalde de la localidad, Antonio Linaje, que sufrió una agresión cuando recriminó a un grupo de personas que estaban intentando entrar a empujones en un establecimiento de la localidad. 

La agresión al primer edil de Aranda de Duero se produjo en torno a las 2.35 horas, hora en la que el centro de operaciones del 1-1-2 recibió una llamada en la que se alertaba de la agresión a un varón en la calle Puerta Nueva.

Las informaciones facilitadas a los operadores del 1-1-2 hablaban en un primer momento de que al parecer había un hombre inconsciente tras haber recibido un puñetazo, aunque posteriormente se indicaba que esta persona había recibido un empujón. 

Poco después se confirmó que la víctima era el alcalde de Aranda de Duero, Antonio Linaje. A través de un comunicado de prensa, el Ayuntamiento explicaba que el alcalde había sufrido una agresión al recriminar su actitud a un grupo de personas que trataban de entrar a empujones en un establecimiento de la localidad. 

Como consecuencia de ese reproche, el primer edil sufrió una agresión que le ha producido hematomas e inflamación mandibular. Linaje fue trasladado al hospital Santos Reyes de Aranda, donde fue examinado por el personal médico, tras lo que se descartaron lesiones de carácter más grave, según informan fuentes municipales. 

El alcalde tiene la intención de “mantener la agenda de la próxima semana hasta donde sea posible, si bien puede ser necesario suspender su presencia en alguna actividad”, apuntan estas mismas fuentes.

Más agresiones

La noche de Carnaval en Aranda tuvo otros dos incidentes violentos. A las 1.31 horas, el centro de operaciones del 1-1-2 recibía una llamada en la que se avisaba de un varón de unos 30 años que había recibido un puñetazo y había caído al suelo. Posteriormente, fue trasladado al hospital Santos Reyes de Aranda de Duero. 

A las 4.30 horas entraba otra llamada en el 1-1-2, la tercera de la noche, por otra agresión. En esta ocasión, se pedía desde la Policía Local asistencia sanitaria para un varón que presentaba una brecha en la cabeza en la zona de los Jardines de Don Diego. Finalmente, aunque acudió una ambulancia al aviso, no fue necesario su traslado. 

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com