Compromiso: remar hacia la sostenibilidad

Están establecidas en el medio rural, pero desde hace algo más de tres años también dentro de un parque natural o en su zona de influencia. Una condición que más de 20 empresas del ámbito del Parque Natural Sabinares del Arlanza-La Yecla están dispuestas a aprovechar asumiendo también un compromiso en sus prácticas que responde a trabajar en el cuidado de los recursos naturales y del medio ambiente de la mano del propio espacio protegido. Esa responsabilidad en aras de la sostenibilidad será acreditada mediante su adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), una herramienta que se basa en un compromiso entre los actores implicados en el desarrollo turístico, con la que ya cuenta el propio parque y que están tramitando a través de Naranja Innova. 

El día de la inauguración de Ecosabinares, la feria del espacio protegido que será del 19 al 28 de abril, recibirán de forma física esa certificación por su responsabilidad de trabajar hacía un turismo sostenible. Ser una empresa con adhesión a la CETS implica por lo tanto cumplir con una serie de requisitos y también asumir unas responsabilidades en sus prácticas, una implicación que estas empresas aceptan de forma voluntaria para aplicar esos principios de turismo sostenible. 

Esta CETS aporta a las compañías asentadas en este territorio una serie de ventajas como son la mejorar de la gestión turística de los espacios. También, a través de los foros de participación, se permite a estas empresas tener un mayor poder de decisión, junto a ayuntamientos, población local o entidades regionales. Además, esta Carta supone para los profesionales una vía para impulsar el asociacionismo y constituirse en agentes con mayor presencia en el territorio, y también les genera una mayor visibilidad, tanto a ellas como a sus productos. 

Noemí inmersa en una de las sesiones de baño de bosque que ofrece.Noemí inmersa en una de las sesiones de baño de bosque que ofrece. – Foto: Patricia

Contar con esta acreditación conlleva también menos conflictos entre las empresas y la población, ya que hace que estas estén más comprometidas con sus territorios. Además, supone para ellas un ahorro económico, ya que tienen que soportar medidas de reducción de consumo energético, de agua, y en general de recursos, lo cual influye en una mejora medioambiental de la empresa y de su entorno.

Por último, y entre otras, esta CETS reconoce y diferencia a las empresas por su compromiso voluntario con el desarrollo del turismo sostenible de los espacios naturales protegidos. 

Para el propio ámbito de actuación, la CETS también aporta una serie de beneficios, como son la posibilidad de gestionar mejor los recursos sostenibles, las oportunidades de negocio en zonas rurales con tendencia a desaparecer, la creación de vínculos para ser más fuertes ante las adversidades, la promoción de destinos sostenibles a través de una planificación efectiva, la aportación de una experiencia única con un alto nivel de los servicios ofrecidos o la posibilidad de establecer estrategias de promoción conjuntas que puedan ayudar a este destino turístico. Todo ello conduce, en definitiva, a promover el desarrollo del turismo en clave de sostenibilidad en los espacios naturales protegidos de Europa. En el caso de España, ya hay más de 400 empresas acreditadas. En Burgos, el de Sabinares-La Yecla, es el único parque que cuenta con ella. 

Karen y Martín comenzaron a dar los primeros pasos de su proyecto en el año 2000. Karen y Martín comenzaron a dar los primeros pasos de su proyecto en el año 2000. – Foto: M.Á. de la Cruz

Algunas de estas empresas nos cuentan por qué han querido contar con esta certificación y trabajar de la mano del espacio protegido, cómo está siendo el proceso para lograr la adhesión y de que forma van a adaptar su manera de operar para cumplir los requisitos que implica ser una empresa certificada con la Carta de Turismos Sostenible. 

Sylvatia. Educación Ambiental | Noemí Hortigüela

“Sabinares-La Yecla es pionero en esto, y le diferencia del resto”

En Burgos tenemos muchos tesoros y Sabinares del Arlanza-La Yecla es uno de los grandes desconocidos”. Noemí Hortigüela, educadora ambiental en su empresa Sylvatia, ha detectado en sus numerosas visitas guiadas que existe aún un gran desconocimiento entre la población local sobre este parque natural y su riqueza. “Es el bosque de sabinas más importantes del planeta, y no es que no se valore, es que muchos ni siquiera lo conocen”, asegura esta emprendedora, que ve muy positivamente el paso que se ha dado desde el Parque Natural de desarrollarse a través de la vía de la sostenibilidad. “Es pionero en este sentido y algo que le diferencia del resto. Personalmente me parece una idea estupenda poder estar acreditada con la CETS, ya que tienes el aval de que estás realizando tu trabajo en un espacio comprometido con el turismo sostenible. Además, te ayudan y te exigen un esfuerzo extra para adaptarte a esos compromisos”, relata Noemí Hortigüela.

Luna es de Covarrubias y ha continuado con la empresa de transportes de su padre.Luna es de Covarrubias y ha continuado con la empresa de transportes de su padre. – Foto: M.Á. de la Cruz

Algunas de las propuestas que hace a través de su sociedad son baños de bosque y talleres diversos, de cosmética natural o bombas de semillas, “siempre utilizando los recursos naturales”. En su caso, asegura, que como es una empresa de servicios y vinculada al medio ambiente le ha resultado más sencillo hacer toda la tramitación de adhesión a la CETS. “Los objetivos de Sylvatia van en consonancia, ya que también vela por el cuidado del medio natural”, comenta Noemí, que se ha comprometido a dar algunos pasos en los próximos tres años. “Uno de ellos es incidir, durante las visitas al monte con clientes, en el cuidado de la fauna y la flora, algo relativamente sencillo. También usar materiales sostenibles cuando vaya a crear el merchandising de mi empresa y ofrecer formaciones sobre la importancia de este espacio protegido, sus animales y plantas”, enumera.

Hotel Bioclimático Sabinares del Arlanza | Karen Lezama y Martín Plaza. Puentedura

“Nos sentimos cobijados dentro de un Parque de turismo sostenible”

Compraron “un pedregal” y en dos décadas lo han transformado en un “espacio natural donde conviven 69 variedades diferentes de pájaros que ya anidan en la parcela”. El proyecto de Karen Lezama y Martín Plaza, que en 2008 abrieron en Puentedura el Hotel Rural Bioclimático Sabinares del Arlanza en ese terreno junto al Arlanza, comparte todos los aspectos de sostenibilidad en los que el Parque Natural está basando también su desarrollo. “Nos hemos querido unir porque trabajamos en esa misma línea, en esa sintonía”, aclara Karen, que regenta este hotel de 8 habitaciones junto a su marido y en el que también organizan campamentos de inglés para niños (ella es profesora) y cada primer fin de semana de junio programan el Virutas Fest, una propuesta familiar con música, talleres, catas, cuentacuentos, comidas, concursos y donde los animales que viven en la parcela también son protagonistas.

Nerea en una de las estancias de su hotel rural en la villa rachela.Nerea en una de las estancias de su hotel rural en la villa rachela. – Foto: M.Á. de la Cruz

Aseguran que el hecho de que el Parque Natural haya optado por la herramienta de la CETS les hace parecer más protegidos. “Nos sentimos cobijados. Que Sabinares del Arlanza-La Yecla haya apostado por el turismo sostenible hace que no estemos solos en este abismo. Entendemos que se va a preservar más el entorno”, comenta ella, que aprovecha para mostrar su desacuerdo con los proyectos de cuatro parques de aerogeneradores en el entorno de Lerma, ya que parcelas que podrían ser culivadas por jóvenes se van a alquilar durante 40 años para este fin.

En su compromiso para seguir dando pasos hacia la sostenibilidad, van a construir un estanque natural en la parcela, “que atraerá más aves”, también controlar al gasto en el consumo del agua y diseñar rutas en las que se respete el medio ambiente. Su hotel está orientado para aprovechar el calor del sol, está construido con materiales naturales y se sirve de la geotermina para generar energía.

Arlanza Bus. Empresa de transportes | Luna Ortiz. Lerma y Covarrubias

“Es una oportunidad para los que trabajamos en esta zona”

Está convencida de que el Parque Natural va a suponer un revulsivo para la zona, sus habitantes y sus empresas. “Nos va a aportar cosas buenas a todos”, mantiene Luna Ortiz, natural de Covarrubias y desde hace unos años al frente de la compañía de transportes Arlanza Bus, en la que sucedió a su padre. Considera que su caso es atípico entre las empresas adheridas a la CETS, la mayoría relacionadas con alojamientos turísticos, pero que no lo dudó cuando surgió la posibilidad de trabajar de la mano del parque, convirtiéndose en una especie de transporte oficial dentro de Sabinares del Arlanza-La Yecla. “Soy consciente de que no era apuntarse a algo y listo, sino que hay que trabajar por cumplir unos objetivos”. Entre ellos, Luna estará más disponible para los turistas que lleguen, “para llevarles de un sitio a otro del parque o cuando hagan rutas dejarles en un punto y recogerles en otro”, mantiene la mujer, que detalla que dispone de carros para transportar bicicletas, lo que facilitaría la movilidad de aquellos que opten por ellas para desplazarles por el espacio protegido si lo necesitaran. También contempla poder pasar encuestas sobre el Parque entre sus usuarios y no descarta, en un futuro, la adquisición de un coche eléctrico. “Ahora mismo no puedo transformar toda mi flota. Si vemos que hay mucha gente y demanda, valoraríamos la posibilidad de comprar un eléctrico, para dejarlo en Covarrubias, que hay cargadores, y movernos dentro del Parque con él. Eso sería un ideal, veremos a ver si algún día se convierte en realidad”, reconoce Luna, que mantiene que desde Naranja Innova, la empresa que está tramitando la CETS, le están dando “muchas ideas” a las que cree que podrá “sacar partido”.

Luna además cuenta con otra ventaja, tiene la titulación de guía de turismo y en alguna ocasión se había planteado ofertar el triángulo del Arlanza. No descarta valerse de esta formación para poder guiar por el espacio protegido.

Hotel Palacio Yasmin. Restaurante Tiky | Nerea Martín y Javier Subiñas. Covarrubias

“Nuestras prácticas servirán para concienciar también a los clientes”

Amantes de la naturaleza y con la generosa idea de acercar el maravilloso entorno de su pueblo a los clientes de su hotel rural y su restaurante, Nerea Martín y Javier Subiñas no dudaron en comenzar a tramitar la adhesión a la CETS para sus dos negocios en Covarrubias. “Nos gusta mucha el campo y queremos que todo el mundo pueda disfrutar de lo que tenemos”, comenta ella, convencida de que este Parque Natural va a ser una nueva oportunidad para todos. “En el hotel, hasta ahora, no lo hemos notado tanto, pero en el restaurante sí que hemos percibido cierto crecimiento de clientes que vienen a visitar el espacio protegido, sobre todo, para hacer senderismo, que es una actividad en aumento”, relata.

Dentro de sus compromisos por ese turismo sostenible, Nerea y Javier ya han instalado tanto en el Hotel Rural Palacio de Yasmin como en el Restaurante Tiky dispositivos de ahorro en el consumo del agua y de la luz. “En el caso de la luz, se enciende y apaga sola, y con el agua igual, transcurrido un tiempo deja de salir para evitar un consumo innecesario”, explica.

Otra de las líneas de actuación tiene que ver con las abejas y la polinización. “Ya hemos comenzado a sustituir plantas artificiales que teníamos en los patios de los dos establecimientos por otras naturales, autóctonas y que resulten más beneficiosas para estos insectos, como por ejemplo la lavanda”, relata Nerea, que explica que otro de sus compromisos es utilizar siempre que puedan papel reciclado, “aunque sea algo más caro”. Piensan que con todas estas medidas “ayudarán a concienciar un poco más a la ciudadanía” y creen que las empresas que reciban esta certificación van a “tener un papel importante dentro del Parque”. Ambos están ilusionados con la idea de recibir formación sobre el espacio protegido, “algo que nos han prometido”, y así poder informar a los clientes sobre toda la riqueza que ofrece.

 



Fuente original: www.diariodeburgos.es