El plan de la Junta sella 63 vertederos en León, con una inversión de 20,5 millones


El Plan de Clausura y Sellado de Vertederos de residuos urbanos, que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, entra en su última etapa al haberse ejecutado ya cerca de nueve de cada diez proyectos. Estas actuaciones, ya concluidas, han supuesto una inversión superior a los 104 millones de euros. Además, el Ejecutivo autonómico ha contratado otras siete intervenciones para cerrar ocho basureros y restaurar su entorno en municipios con unos 37.000 habitantes.

De esta forma, el departamento de Antonio Silván continuará durante este mandato con el sellado de vertederos tradicionales que no cumplen las condiciones medioambientales, debido a la puesta en servicio de los centros de tratamiento de residuos urbanos provinciales. Desde el año 2006, la Junta ha clausurado 451 vertederos, a los que se sumarán en los próximos meses las actuaciones que se han ido contratando entre 2011 y 2012.

Asimismo, pese a la escasez de recursos públicos, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha adjudicado y contratado siete proyectos de sellado para ocho localidades de la Comunidad. El proyecto de mayor envergadura es el del vertedero de Béjar (Salamanca), que supondrá un desembolso de de 1,01 millones y que se ejecutará en 17 meses. También, se ha dado luz verde a las obras de Quintanar de la Sierra (Burgos), que requerirá de 455.136 euros y seis meses de trabajos.

Otra de los proyectos encargados por la Junta es el sellado del vertedero de Molinaseca, un municipio de El Bierzo, referencia en el Camino de Santiago. Estas obras se adjudicaron recientemente en 445.106 euros con un plazo de ejecución de seis meses. También, las máquinas trabajarán en el cierre del vertedero de Mombeltrán y Arenas de San Pedro, cuyo contrato ya se ha formalizado a principios de mes por lo que las obras, con un plazo de duración de medio año, podrían iniciarse en breve.

Otro de los proyectos que la Junta pretende rematar en León en los próximos meses es el sellado del vertedero de San Justo de la Vega, municipio cercano a Astorga y punto de paso en el Camino de Santiago. La Consejería adjudicó las obras en 378.451 euros y prevé que se ejecuten en ocho meses. Además, en el alfoz de la capital salmantina, el Ejecutivo pretende cerrar el vertedero de Pelabravo, con unas obras que se desarrollarán durante nueve meses y que contarán con un presupuesto de 298.487 euros.

También, en Burgos, se sellará el vertedero de Palacios de la Sierra al adjudicarse en 197.044 euros este proyecto, con un plazo de ejecución de seis meses. Estos proyectos permitirán dar otro avance al plan al que le restan por clausurar un 16 por ciento de las actuaciones previstas en la Estrategia Regional de Desarrollo Sostenible de Castilla y León 2009-2014 y del Plan de Residuos Urbanos y de Envases de Castilla y León 2005-2010.

Proyectos iniciados

En un estado más inicial y sujetos a las disponibilidad de recursos económicos se encuentran otros seis proyectos de sellado. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente cuenta ya con el proyecto redactado y ha iniciado el proceso administrativo para licitar las obras. No obstante, fuentes de este departamento precisaron que el ritmo de ejecución podría verse afectado por la reprogramación de las inversiones que la Junta llevará a cabo para cumplir con el objetivo de déficit autorizado por el Gobierno central (1,5 por ciento del Producto Interior Bruto).

Estos proyectos son el sellado de vertederos de Villadiego, La Parte y Susinos del Páramo (Burgos), que cuenta con un presupuesto inicial de 599.975 euros y un plazo de ejecución de seis meses. También, se ha licitado el proyecto previsto para Villafranca del Bierzo (León), una actuación que supondrá un desembolso de 360.515 euros para unos trabajos que se desarrollarían en nueve meses. En esta provincia, el Ejecutivo también ha publicado la licitación de la intervención en Villaornate y Castro (576.388 euros).

La Junta dio también un ‘empujón’ al sellado del vertedero de Peñaranda de Bracamonte, una obra que podría suponer una inversión de 2,82 millones. Su plazo de ejecución es de 17 meses. Menor coste tendrá la clausura de los basureros de la localidad salmantina de Babilafuente (393.597 euros) y de pueblos de las Tierras zamoranas de Aliste –Alcañices, Figueruela, Mahide, Rábano de Aliste y San Vitero- (563.743 euros).

Actuaciones

El Gobierno autonómico ha acometido el sellado de 451 vertederos, lo que ha supuesto una inversión global de 104,3 millones de euros, que acapararon León (20,5 millones), Ávila (19,97 millones) y Segovia (11,13 millones). Menos cuantiosas han sido las inversiones de Zamora (9,46 millones), Valladolid (8,77 millones), Burgos (6,26 millones) y Soria (3,62 millones). Por actuaciones, en la provincia abulense se llevaron a cabo 121; en la burgalesa, 37; en la leonesa, 63; en la palentina, 54; en la salmantina, 33; en la segoviana, 38; en la soriana, 29; en la vallisoletana, 24, y en la zamorana, 52.

Estas actuaciones, que forman parte de la Estrategia Regional de Desarrollo Sostenible de Castilla y León 2009-2014 y del Plan de Residuos Urbanos y de Envases de Castilla y León 2005-2010, pretenden garantizar la recuperación ambiental de estos entornos y la recogida de líquidos derivados de los residuos urbanos para evitar la contaminación de los terrenos adyacentes y los acuíferos de la zona.

Además, el sistema de tratamiento garantiza la protección de la calidad ambiental de suelo, aguas superficiales y subterráneas, atmósfera, flora, fauna, paisaje, usos del suelo y demás impactos producidos por la presencia de residuos urbanos.

Finalmente, la Consejería de Antonio Silván tiene previsto aprobar el nuevo Plan Integrado de Gestión de Residuos en Castilla y León. Esta estrategia autonómica apostará por la prevención, incorporará los conceptos de subproducto y el de pérdida de la condición de residuo e introducirá la valorización energética como fase previa a la generación del rechazo final.

fuente: DB