Lodoso revitaliza su entorno con 230 nuevos robles y encinas

La mejor manera de proteger el medio ambiente es predicar con el ejemplo. Menos hablar y más hacer, como la Asociación Cultural Amigos de Lodoso. Para esta gran familia, cualquier época del año es buena para ponerse manos a la obra. Ya sea limpiando escombros o realizando una inmensa plantación de árboles como la que se ha llevado a cabo este fin de semana. 

Medio centenar de personas de todas las edades acudieron el sábado a la cita. Su objetivo: revitalizar un terreno municipal con 230 robles y encinas. Según detalla el alcalde de la localidad, Óscar Alonso, son especies autóctonas aunque de un tiempo a esta parte se hayan plantado muchos pinos en la zona. 

Después de la actividad, los participantes disfrutaron de una más que merecida alubiada. Durante la comida, se planteó organizar próximamente una nueva recogida de basura. La última vez, los vecinos quitaron más de 500 kilos de desechos de todo tipo. 

«No nos vamos a rendir»

Al margen de esta iniciativa, si de algo se habla en Lodoso es del centro de interpretación de la astronomía que el pueblo espera ver hecho realidad algún día. El proyecto, que también contempla la construcción de un hotel familiar, permanece en stand by tras la intentona, por parte del grupo de acción local Adeco Camino, de obtener financiación a través de fondos europeos

Al final no pudo ser, pero Alonso advierte que tanto él como sus vecinos seguirán «erre que erre» buscando la fórmula que permita sacar la propuesta adelante. De esta forma, manifiesta abiertamente que «no nos vamos a rendir»

Contactos ha habido con la Junta de Castilla y León para mostrar que se trata de «un proyecto muy bonito para el medio rural», con capacidad de atraer turismo y generar «cinco puestos de trabajo». En principio, el Gobierno autonómico no vería con malos ojos la idea. Sin embargo, todavía no se ha concretado partida alguna. Ni siquiera para dar un primer paso en firme. Porque de lo que se trata, a fin de cuentas, es de ir «poco a poco» para que el centro astronómico vea la luz algún día. 

Fuente original: www.elcorreodeburgos.com