Un total de 17 motos y 200 voluntarios velan por la seguridad de excursionistas y aficionados a la nieve en parte de los montes de Pinares

Con la llegada de las nieves, los cuerpos de seguridad y de emergencias permanecen aún más alerta ante cualquier incidente que pueda surgir en los montes. Junto a ellos y colaborando mano a mano se encuentra también la Asociación Motos de Nieves de Covaleda que cuenta en la actualidad con más de 200 socios repartidos por diferentes puntos de la comarca de Pinares.

Este grupo, enmarcado dentro del servicio de protección civil, se encuentra en la primera línea de actuación frente a cualquier accidente o percance que pueda surgir en las montañas. Con una sede permanente en Covaleda, la zona de actuación de esta Asociación abarca desde Covaleda hasta la Laguna Negra de Urbión o Santa Inés. Pese a que echando un vistazo al mapa las distancias puedan parecer  grandes, gracias a las potentes motos de nieve el recorrido puede hacerse en 20 minutos aproximadamente gracias a la gran destreza y habilidad con la que cuentan los rescatadores formados.

Tal y como trasladaba el presidente de la Asociación, Eugenio, las Navidades han estado tranquilas, motivadas también por la falta de nieve en los montes y porque la gente tiene a estar más en casa o en los pueblos y menos en las zonas de montaña. Habrá que esperar para ver como se desarrollan las próximas semanas y meses que es cuando los turistas y los aficionados al monte salen a  practicar el senderismo o la escalada.

Asociación motos de Nieve de Urbión realizando prácticas

El presidente también hacía hincapié en la prudencia y en la preparación de la gente que se aventura al monte. “Los conocedores del monte son siempre los más prudentes y los que más preparados van”, señalaba. Hay que tener en cuenta que el monte durante el invierno es aún más peligroso y las horas de luz más escasas. Uno de los últimos rescates por parte de la Asociación se produjo en los Montes de Urbión dentro de la provincia de la Rioja.

Una senderista había sufrido un esguince mientras caminaba por el monte y tras acudir los equipos de rescate se percataron de que los vehículos no podían acceder hasta donde se encontraba la herida. Finalmente, y tras valorar si solicitar el helicóptero, fueron los vehículos especiales de la Asociación de Nieves de Covaleda los que pudieron abrirse camino y acudir a rescatar a la excursionista.

Dentro de la Asociación, los cerca de 200 socios que la conforman participan activamente de las labores de búsqueda y rescate de diferentes manera. Por un lado están los especialistas y los conductores de las motos de nieve que son los que toman parte en los rescates más complicados y con mayor riesgo. Por otro, todos los socios se vuelcan con la ayuda cuando se tiene que hacer alguna batida por la zona o por el monte.

En definitiva, queda de manifiesto el compromiso de los voluntarios de la Asociación con la seguridad y el cuidado de los montes de nuestra comarca. Es de agradecer como arriesgan en ocasiones su integridad física para rescatar a algún aventurero perdido o lesionado. Además cabe señalar que desde estas asociaciones, así como desde los cuerpos de seguridad, se pide prudencia y respeto en las montañas y se pide además que cada uno sea consciente de sus límites a la hora de emprender una aventura por las cumbres.

Con la temporada de nieve inaugurada, queda esperar como vendrán las próximas semanas y meses pero para tranquilidad de los excursionistas recordar que hay un gran equipo detrás que no dudará en acudir ante cualquier aviso, peligro o amenaza, ellos son la Asociación de Motos de Nieve de Covaleda y velan por la seguridad en los montes.

Fuente original: www.tuvozenpinares.com