Las subvenciones al comercio rural permiten impulsar siete negocios

El comerciantes del medio rural mantiene una lucha constante por la supervivencia de su negocio y en la búsqueda de mayor competitividad. La Diputación Provincial ha impulsado una línea de ayudas para la creación y mejora de los comercios de proximidad en el mundo rural que este año ha cubierto todas las peticiones, según explicaba la diputada responsable del área Pura Arranz.
«Estamos satisfechos con el resultado de estas ayudas que priman la creación de tiendas en aquellos núcleos donde no existe un comercio y también la modernización de los establecimientos ya existentes», explicaba Arranz, que indicaba que con las subvenciones se van a crear dos tiendas nuevas, mientras que el resto de las ayudas será para mejorar comercios ya en marcha.
El área de Cultura, Turismo y Comercio Rural se ha encargado de desarrollar esta iniciativa ya que la Institución Provincial ha reflexionado sobre la idea de que los comercios rurales son un instrumento útil de cara a mejorar los servicios ofrecidos a los ciudadanos y permiten fijar población en el medio rural.
Durante 2010, esta convocatoria ha ayudado a siete iniciativas comerciales todas ellas dedicadas al sector de la alimentación. Las poblaciones donde llegarán estas subvenciones son Soncillo, Palacios de la Sierra, Melgar de Fernamental, Belorado, Briviesca, Villasandino y Villarcayo. En total, los comerciantes se repartirán una cuantía de 30.000 euros que es el presupuesto con el que se dotó a esta convocatoria. Los comerciantes interesados en participar han tenido hasta el 15 de octubre para presentar sus solicitudes y tras estudiar los expedientes, la Junta de Gobierno de la Diputación aprobó la resolución el pasado 2 de diciembre.
Los comercios beneficiarios entrarán a formar parte de la Red Provincial de Comercio Rural, una iniciativa en la que está trabajando tanto la Diputación, como la Federación de Empresarios del Comercio y el Centro Europeo de Empresas e Innovación.
La diputada Pura Arranz explicaba que el proyecto de la red comercial está muy adelantado y de hecho ya se han realizado las primeras pruebas de conexión de los comercios rurales, a través de las nuevas tecnologías, con la finalidad de mejorar su competitividad. Durante la última jornada informativa sobre esta red, que se celebró en Sasamón el pasado mes de septiembre, 24 comercios ya anunciaron su intención de participar en esta propuesta.
La red de tiendas rurales permitirá a los comerciantes establecer una comunicación directa, mejorar la gestión de las tiendas y establecer relaciones con mayoristas, fabricantes, artesanos y productores de producción integrada. Para incrementar la participación de comerciantes en esta red, los agentes de desarrollo local participarán en acciones de información en sus áreas de influencia.

 

fuente: El correo de Burgos