Quejas de los agricultores: “Hace muchos años que no se limpia el río Bañuelos en Sinovas”

Los agricultores del barrio arandino de Sinovas reclaman que se limpie el cauce del río Bañuelos para evitar que se inunden sus tierras, como ha sucedido tras las precipitaciones que se han registrado a lo largo de los últimos días. El presidente de la Junta Agropecuaria Local, Joaquín Rojo, asegura que como “todo se encuentra lleno de maleza, cuando llueve, el agua se sale del río a las parcelas”, algunas ya cultivadas. Según calcula, el número de hectáreas encharcadas asciende a cerca de 300 y eso que, aunque ha llovido de manera intensa, tampoco ha caído el diluvio.

A su juicio, detrás de este panorama se halla “la mala conservación de los ríos”. En el caso concreto del Bañuelos, Rojo apunta que su cauce sí que acondicionó hace un tiempo a su paso por las localidades ribereñas de Baños de Valdearados o Villanueva de Gumiel “pero en Sinovas está sin tocar”. Y así lleva desde “hace por lo menos 50 años”. “Recuerdo que desde que yo era un chaval no lo han vuelto a limpiar”, sostiene, al tiempo que insiste: “Nada, nada”. En esta misma línea se pronuncia el agricultor arandino José Antonio Martín, quien estima que la última actuación se remonta aún más en el tiempo, hasta los 55 años. Él también era un niño entonces y, tal como remarca, “desde ese momento no se ha limpiado nada”.

Por ahora tampoco han surtido efecto los escritos que desde la Junta Agropecuaria Local de Aranda dicen que han presentado ante la Confederación Hidrográfica del Duero. “No hacen caso”, lamenta Rojo. Así que llegados a este punto, este veterano agricultor subraya que la situación se podría solucionar con una limpieza del cauce. Según insiste, “al estar lleno de maleza, se hace presa y el agua salta a las tierras. Teniendo en cuenta que en la vega están las mejores parcelas, ya ves qué gracia nos hace”.

– Foto: J.R.

En el caso concreto de Martín, se le han inundado unas tres hectáreas que tenía sembradas de trigo. Ahora el riesgo es que se pudra el grano. No obstante, confía en que puedan tirar para delante. En cuanto a la limpieza del cauce, coincide con lo expresado por Rojo y pide tanto al Ayuntamiento de Aranda como a la Confederación Hidrográfica que procedan a su mejora y a eliminar los obstáculos que hay en el río Bañuelos para evitar que se formen balsas.

Por su parte, el alcalde de Villanueva de Gumiel, Felipe Nebreda, indica que por su municipio baja “bastante agua”, pero sin que se haya registrado ningún problema. Eso sí, aprovecha para remarcar que “antes había muchos arroyos” que luego “se han ido tapando”. ¿Resultado? “El agua siempre vuelve a su sitio”. Mientras, en Torregalindo el río Riaza también ha ‘saltado’ a las tierras, como constata su alcalde, Alberto Martín. “Seguirá desbordado unos días” porque el viernes, tras las lluvias, también nevó.



Fuente original: www.diariodeburgos.es